Saltar al contenido

Otros nombres o apodos: OKANA IROSO, OKANA KOSO

En este odun es donde nace el preguntarle al Ángel de la Guarda o a Orunmila las cosas que se van a hacer o recibir. En este odun nació la miseria en el mundo por maldición de Olofin. En este odun fue la guerra de la atiponlá y la escoba amarga.

En este odun nació el cáncer de mamas. En este odun nació la formación del feto.

El refrán de Okana Iroso dice:

Revolución en el cuerpo, hemorragia en la boca, nariz y ano.

En Okana Iroso te aconsejan:

Elegguá, Eggun, Shangó, Oyá, Odduduwa, Obbatalá, Oshún, Ozun.

Entorno actual de Okana Iroso:

Usted siente que pierde la posición que ostenta, ya sea empleos, amores, posición social o pérdidas materiales o económicas. Se señala maldición. A la tierra que fueres haz lo que vieres. Mire por donde camine porque sus enemigos lo quieren tumbar por algo que usted ha dicho. Hay algo que está haciendo y que no debe. Su mujer puede enfermarse.

Refranes adivinatorios de Okana Iroso.

- No hay lengua que vituperó que Dios no castigó.

- A la tierra que fueres, hacer lo que vieres.

- En la tierra de los tuertos, cierra un ojo y tira.

- El que es de paz, engaña al enemigo.

- El que persiste triunfa.

- El que repara el daño que hizo, mitiga su falta.

Generalidades: La mujer no debe abandonar a su esposo ya que hay infidelidad de parte de ella. También debe tener cuidado de no quedar incapacitada por quemaduras o caídas. Hay robo de pertenencias o propiedades. Hay problemas oculares por quemaduras. Limpie su negocio para que ande bien. El hombre soltero se casará con una mujer ligeramente delgada y su primer hijo será un varón el cual debe cuidar para que no agarre malos caminos. Debe hacer los sacrificios porque sus enemigos se harán más fuertes y usted será más débil económicamente. La mujer será pretendida por dos hombres y corre el riesgo de no seleccionar al hombre correcto. Hay una trampa en un objeto que le den a guardar. Hay una difícil situación económica que olókun puede ayudar a superar. Nunca entre de primero a una casa o a una habitación. En un viaje descubrirá algo importante. Hay parásitos o lombrices intestinales. Conocerá el sufrimiento pero no morirá por ello. Hay victorias de guerra, pequeños caminos por andar, tranquilidad, paz, prosperidad y muchos viajes. La clave está en sacrificios múltiples y sistemáticos a Eshu ya que aquí las deidades lo despreciaron. No acepte que le regalen tabaco porque allí viene una brujería. Los padres de la mujer piensan que el hombre de su hija no es el indicado, y tienen razón. Haga sacrificios antes de cruzar el mar. No deje que vivan personas ajenas en su casa. No haga trabajos ilícitos con otra persona porque cargará con la culpa. La persona es de buen corazón pero un poco alocada. Se señala maldición. A la tierra que fueres haz lo que vieres. Mire por donde camine porque sus enemigos lo quieren tumbar por algo que usted ha dicho. Hay algo que está haciendo y que no debe. Su mujer puede enfermarse.

Recomendaciones: Haga despojos para apartar la mala suerte, apártese de las contrariedades y de las desconfianzas, trate de no disgustase y menos con otras personas, cuídese de los accidentes, tenga cuidado con las mordeduras de animales, no sea violento para que no pare en la cárcel, no le levante la mano a otras personas, no guarde nada de nadie porque si es ilegal usted cargará la culpa, sea considerado con su pareja para evitar tragedias por infidelidad o mal trato, debe cuidarse de un enemigo alto y fuerte que quiere destruirlo, hay éxito en el campo ligado a la agricultura, haga sus trabajos bien para que gane un puesto de importancia. Se habla de herencia o de que recibe o debe algún dinero, cuídese de trampas en papeles, en su mundo hay desengaño intranquilidad hipocresía envidia falsedad chismes engaños averigüe de quienes para que se aparte de ellos, hay un enfermo en la familia, no confíe sus secretos, piense claro para que no se sienta como en prisión o desesperado, tiene vecinos pendencieros, tenga cuidado con la corriente y la candela, no se vista igual a nadie.

Patakí de Okana Iroso. El ladrón de frutas.

Había un campesino que todos los días salía a robar frutas a casa de Ozain pero una obini que el ladrón tenía le dijo un día que no saliera a robar porque presentía que ese día le iba a pasar algo malo. El campesino no oyó a su mujer y salió para el campo. Sucedió que ese día Ozain había preparado una trampa pues ya estaba cansado de que le robaran, entonces Ozain enterró la trampa para perjudicar al que estaba robando en su casa.

El campesino entro como de costumbre a robar las frutas pero cuando regresaba a su casa ya iba enfermo y se sentía tan mal que por el camino decidió ir a consultarse y le salió este signo que le dijo: Usted está bastante mal y tiene que hacer rogación e ir al lugar de donde usted cogía las frutas y sacar una prenda que había enterrada porque de lo contrario no podrá curarse. El campesino así lo hizo y después tuvo que darle las gracias a su mujer pues si le hubiera hecho caso no se habría enfermado ni hubiera tenido que hacer todo lo que hizo para poder curarse.